top of page

Roberto Ruiz de Apodaka se convierte en el nuevo presidente del club Zuzenak

Actualizado: 12 ene

Julio Roca deja el cargo después de 30 años al frente de la entidad vitoriana



“Todo tiene un inicio, un desarrollo y un final y el mío llega hasta aquí”.


Con esta frase quiso despedirse Julio Roca del cargo de presidente de la entidad Zuzenak después de 30 años al frente, además de 10 como jugador de tenis de mesa en sus inicios. En los años 80 un grupo de amigos decidió crear una asociación para fomentar el deporte adaptado. El tenis de mesa y posteriormente la creación de un equipo de baloncesto en el año 83, de la mano del propio Julio Roca y Santiago de Pablos, uno de los entrenadores referentes, empezó todo. Un camino por el que el club ha sufrido transformaciones, un crecimiento paulatino, con más de 500 socios, nuevas instalaciones hace más de 10 años. El club, con el baloncesto en silla como buque insignia, siempre ha crecido con más disciplinas que han ampliado el abanico de oportunidades para las personas con diversidad funcional. El deporte de competición y el recreativo, con una oferta de actividad física adaptada en sus gimnasios, ha convertido a Zuzenak en un referente alavés, vasco y nacional.


El cambio de testigo era un anhelo de un Julio Roca que en diversas ocasiones había manifestado cierto cansancio por todos los años de dedicación. “Me voy pero seguiré para lo que me necesitéis”, ha asegurado.


El club celebró este miércoles una Asamblea Extraordinaria donde se expuso la dimisión de Roca y se abrió la puerta a dos nuevas candidaturas, la del veterano exjugador y entrenador del club Iñaki Ibarreta y Roberto Ruiz de Apodaca.


Tras someter a votación ambas candidaturas, Roberto Ruiz de Apodaca se convierte en el sexto presidente que tiene la entidad después de Txema Calvo, Miguel Roca, Santi Pablos, Julio Roca y Mikel Arrikagoitia que tuvo un breve paso por la entidad.


Roberto Ruiz de Apodaka es vitoriano, tiene 48 años y es conductor de Tuvisa. Entró como voluntario hace 8 años en la entidad, de la mano de su hermano, el jugador Iñigo Ruiz de Apodaca. Habitual en la mesa de estadísticas de los partidos, ha acompañado también a los equipos de baloncesto en diferentes campeonatos. “El listón de Julio es muy alto. Siempre he considerado a Zuzenak como una familia y pretende que siga siendo así. Crecer y seguir la línea de Julio serán los objetivos a corto y medio plazo”. Dialogante y tranquilo, entra con ilusión en esta nueva etapa que inicia el club de su mano.


Bienvenido Roberto!